martes, 1 de mayo de 2018

El vigilante jurado te ha pillado.

Te ha pillado con las manos en la masa. Y tú acabarás con su polla en la boca.
Y protestarás, pero... ¡Ja! Te mola el vigilante jurado. Y sobre todo, te mola su tranca.









Y volverás a la tienda. Y volverás a hurtar. Y volverás a que el vigilante te la meta hasta el fondo.
No puedes evitarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Di algo, hombre. No te cortes.