lunes, 31 de julio de 2017

Gabriel posa en el salón.

Y lo hace antes de cascarse una soberana paja.








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Di algo, hombre. No te cortes.