sábado, 17 de junio de 2017

Dos soldados se ganan un sobresueldo.

Sí. Se lo ganan haciendo un poco de porno gay.
Yo me los imagino planeando el tema en el cuartel, lejos de las miradas del resto de sus compañeros. Por imaginar, me los imagino cada uno con novia. Pero total, por tener un poco de sexo entre ellos... son colegas.
Por imaginar, pues me los imagino saliendo de la grabación mirándose de forma distinta.  Y bueno, dale, me los imagino yendo a una pensión y repitiendo, ahora sin cámaras.
Quizás fuera un comienzo de una bonita historia de amor. Aunque siguieron con sus novias. Un tiempo. Que después, decidieron normalizar su estado. Y por qué no, decidieron hasta casarse.








El beso tuvo la culpa. No estaba previsto. Uno de ellos se lanzó. Y ahí cambió sus vidas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Di algo, hombre. No te cortes.