lunes, 2 de enero de 2017

La leche aún caliente.

En la mano, o sobre el regazo.








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Di algo, hombre. No te cortes.