sábado, 30 de julio de 2016

Darío tiene sueños.

No puede evitarlos. Prácticamente todas las semanas hay una noche en la que en sueños, se ve inmerso en una orgía. Unas veces es un trío, otras veces es una auténtica orgía en una discoteca, unas veces es más salvaje, otras con mucho sentimiento.
El quisiera evitar esos sueños, porque el día que los tiene, no puede evitar tener todo el día una tensión sexual que le deja exhausto.








Hoy, por ejemplo, ha tenido que coger su APP del móvil y quedar para follar a la hora de comer en el trabajo.


jueves, 28 de julio de 2016








¿Pararíais si os encontráis a uno de estos chicos haciendo auto-stop?

martes, 26 de julio de 2016

Beau se quita el sombrero.

Y luego, en la última foto, acaba mirándonos fijamente...
sip.
;)









domingo, 24 de julio de 2016

Vamos a acariciarnos la polla.

Es una de las actividades que deberíamos tener más en cuenta los que hacemos blogs calientes. Al fin y al cabo, es la actividad que más se practica viéndolos.
Me pone caliente imaginaros al otro lado de la pantalla con vuestra polla en la mano, arriba y abajo, arriba y abajo, con los ojos disfrutando de las fotos del blog. Con la mente concentrada en vuestras historias, poniendo nombres a los protagonistas, o no.









Anda, esta foto se ha colado...


jueves, 21 de julio de 2016

Enjabónate bien.

Esas manos acolchadas por una nube de espuma, recorriendo tu cuerpo. Acariciando tu piel. Un suave aroma impregna la vida a tu alrededor.









Voy a ducharme.
¿Vienes a darme jabón? O si prefieres voy yo...

martes, 19 de julio de 2016

Habitación con vistas.

Y una mesa para dos preparada.
¿Quién será el otro comensal? ¿Eres tú?










domingo, 17 de julio de 2016

Estoy caliente.

No sé por qué. ¿Por qué?
Quizás ha tenido algo que ver ir a casa de John y he atisbado su polla mientras se cambiaba de ropa.



O que he visto a Juan, el compañero de piso de John, en su habitación esperando de esa guisa a Carlos, su ligue de este mes. Está para lamerle desde la punta del pie hasta la oreja.


Ha sido un poco corte, saludarlo y tal y el sonreír e indicarme que desapareciera, no fuera a ser que Carlos se pensara que tenemos un rollo. Y menos mal que he cerrado la puerta y me he apartado, que ha aparecido poco después, todo contento.


Dirá lo que quiera Juan, pero el tal Carlos, juraría que me ha tirado fichas. Esa cara...

Nos hemos ido John y yo camino de la casa de Pol. El tío capullo le encanta pasearse desnudo por la casa y nos ha recibido de esta guisa.


Encima se ha depilado y sabe que me pone. No me ha mirado a la cara, pero juraría que lo ha hecho a mi salud.
Y en la terraza, a la vista de todo el vecindario, estaba Dimas y Toño. Que pausa llevaban acariciándose. con que deleite lo hacían.


Le he dicho a John que no aguantaba más.
Me ha mirado sonriendo. Todos sonríen hoy de esa manera. Se ha dado la vuelta y se ha bajado los pantalones. ¡Joder!



Y no me lo he pensado dos veces.


Pero te lo juro, han sido tres corridas impresionantes. Pero sigo caliente. Cuando hemos salido de la casa de estos y hemos ido a tomar algo, el bobo de él me ha dejado en evidencia apartándome el pantalón.



Y así sigo. Esperando el momento en que podamos liberarnos de nuestros compromisos con los amigos, y hacer algo al respecto.