sábado, 17 de diciembre de 2016

Una clase práctica.

A veces hay cosas que porque nos son habituales, creemos que todos lo viven o lo saben como nosotros.
Este profesor no es de esos y alecciona a su alumno sobre los dildos y su uso.







Y luego, claro, debe demostrar a la clase que ha aprendido la lección.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Di algo, hombre. No te cortes.