domingo, 27 de noviembre de 2016

Es la hora de comer.

En concreto de comer polla. Un manjar exquisito.









Yo creo que uno de ellos pensaba que era la hora del masaje. Pero no, se equivocaba.
;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Di algo, hombre. No te cortes.