jueves, 6 de octubre de 2016

Con prisas.








Siempre andamos con prisas. Nos desnudamos a medias en la calle, se nos olvida ponernos el calzón en el gimnasio, un polvo con prisas detrás de un árbol, dejamos esperando a un amigo para jugar unas canastas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Di algo, hombre. No te cortes.