lunes, 26 de septiembre de 2016

Provocando.

No se necesita mucho para provocar una respuesta sensual o sexual. La publicidad está llena de esos reclamos sin mostrar casi nada del cuerpo. Basta una mirada, Unos labios, un torso desnudo, una capucha... una pose sugerente... un te muestro pero no te enseño...










No hay comentarios:

Publicar un comentario

Di algo, hombre. No te cortes.