martes, 27 de septiembre de 2016

Estaba adormilado.

Pero en cuanto nos ha visto en la habitación, se ha despejado rápidamente. Y te juro que me ha dado la impresión de que nos invitaba a juntarnos con él en el sofá ese de cuero.








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Di algo, hombre. No te cortes.