miércoles, 31 de agosto de 2016

Que bien se está con tu polla en mi culo.

Y una mirada agradecida por el placer recibido, o unos ojos cerrados buscando multiplicar el placer. O un beso apasionado.
Cada pareja en la postura que más les satisface. O mejor, cambiando de vez en cuando.
Unos gemidos de placer.








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Di algo, hombre. No te cortes.