miércoles, 13 de julio de 2016

Mírame, que bueno estoy.

El otro día en la calle, dos chicos a mi paso, se levantaron así la camiseta. Y se dieron unos golpes en su estómago. ¿Estarían dándome envidia, o invitándome?










1 comentario:

Di algo, hombre. No te cortes.