sábado, 18 de junio de 2016

Hay prisa...

Y a veces no hay tiempo de quitarse la ropa. O lo hacemos a medias. O uno sí y otro no...

La pasión llega y no se la espera.








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Di algo, hombre. No te cortes.