viernes, 6 de mayo de 2016

El rubio al final se ha animado.

No le apetecía nada. Estaba tirado, mirando por la ventana.
Le dije: venga, va, desnúdate y te saco fotos, que estás muy bueno.
Y al final, pues se animó. Incluso me demostró que se chupa la punta.
He dicho que era rubio, pero en realidad se tiñe. Le gusta ir de rubio.  Y como sabe que da algo de morbo eso de que el pelo de la cabeza y el del resto del cuerpo sea de distinto color... pues se aprovecha.








A pesar de todo, está triste. No quiere decirme que le pasa.
Una pena.

1 comentario:

  1. Not into blondes, sorry. I'll pass this one. It's yours, haha! :D

    ResponderEliminar

Di algo, hombre. No te cortes.