miércoles, 30 de marzo de 2016

Acción en un piso en venta.

Haigan vende pisos.
Robbie quiere comprar uno.
Haigan le ofrece a su cliente uno.
Ya en el ascensor que es pequeño, sintió un impulso casi irrefrenable por lanzarse al cuello de su cliente. Pero cuando viendo el piso, en una habitación, encontraron una cama, Haigan no lo resistió: se abrió la bragueta, sacó su polla morcillona y miró a Robbie con cara de: o follamos o follamos.
Y este fue el resultado.










No hay comentarios:

Publicar un comentario

Di algo, hombre. No te cortes.