jueves, 4 de febrero de 2016

Le gusta a Rey.

Y a este chico a su vez, le gusta tocarse. Y le gusta sonreír poco. Y es una pena. La sonrisa ilumina el alma.











Gracias Rey.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Di algo, hombre. No te cortes.