sábado, 2 de enero de 2016

Noche vieja en una casa rural.

Menuda idea tuvieron mis amigos Humerto y Elio. Alquilaron una casa rural en medio de la montaña. Y se llevaron a nos cuantos amigos.
La condición indispensable para elegir una u otra casa rural, era la cama tamaño gigante. Y encontraron esta especial... y les encantó.
Noche vieja especial que han pasado los tíos. sin parar de follar y follar. No sé siquiera si comieron algo que no fuera... pollas.











No hay comentarios:

Publicar un comentario

Di algo, hombre. No te cortes.