lunes, 14 de diciembre de 2015

Vi tu foto...

... e inmediatamente soñé que nos conocíamos y que nos hacíamos amigos. Dábamos largos paseos sin parar de hablar. Al cabo de unos días, sin darnos cuenta, nos cogíamos del brazo mientras andábamos por cualquier calle perdida. Quizás fue precedida esta acción de algunos roces esporádicos y espontáneos que nos hicieron pensar que estábamos a gusto así, piel con piel.
Luego llegará un beso en los labios porque calculamos mal y quizás, solo quizás, acabáramos hablando de vivir juntos y pasar al menos esta vida juntos.

Ojalá, cuando hoy te conozca, este sueño se haga realidad.









No hay comentarios:

Publicar un comentario

Di algo, hombre. No te cortes.