martes, 22 de diciembre de 2015

Ojos cerrados.

Para sentir mejor.
Esto parece el cuento del lobo feroz:
- Maromo, maromo, ¿por qué tienes los ojos cerrados?
- Para comértela mejor.
- Para sentirla mejor.









No hay comentarios:

Publicar un comentario

Di algo, hombre. No te cortes.