miércoles, 23 de septiembre de 2015

Un poco de cuero.

Pero poco. Justo unos arneses para dar morbo. Y preparados para jugar.








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Di algo, hombre. No te cortes.