viernes, 31 de julio de 2015

1,2,3 ¡Ale hop!

un minuto estaba así.






Y un minuto más tarde... ¡¡Ale hop!!


Y ya seguimos con la polla dura hasta el fin de los tiempos.







Podía haber titulado el post: El hombre y su polla no menguante.
Me lo guardaré para otro día.

A parte de la polla, cuidadín, tiene un cuerpo muy cuidado. Unas manos perfectas.

1 comentario:

Di algo, hombre. No te cortes.