viernes, 12 de junio de 2015

Vemos un uniforme y nos ponemos cachondos.

Sobre todo cuando conseguimos que el que lo viste, se despoje de él.









Armand se llama el mancebo.

1 comentario:

Di algo, hombre. No te cortes.