sábado, 6 de junio de 2015

Dándole a la botella.

Y es que a lo mejor, sin el alcohol, estos chicos no nos hubieran enseñado sus encantos. O no hubieran estado tan cariñosos.







No hay comentarios:

Publicar un comentario

Di algo, hombre. No te cortes.