sábado, 18 de abril de 2015

¡Oh mi dios! Tú que tienes este maravilloso falo.

Maravilloso falo que me voy a comer ahora mismo, con tu aquiescencia.








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Di algo, hombre. No te cortes.