sábado, 21 de marzo de 2015

Pollas apuntando al cielo.

No me ando con sutilezas. Las fotos que Rey me ha enviado hoy, son claras. Pollas duras, mirando al cielo.


















Podíamos decir algo de las bocas que miran a estos hombres duros y erectos. Bocas que salivan abundantemente, deseando recorrer estos falos con la lengua, lamerlos, meterlos en la boca.
Pero ¿para qué?
Cada uno de vosotros puede escribir su visión particular. Su experiencia de salivación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Di algo, hombre. No te cortes.