miércoles, 25 de febrero de 2015

El momento en que todo echa a correr.

Sí.
Puede ser una mirada, o una pose determinada. Puede ser que te ponga el cuerpo, que se baje un poco el pantalón... y tu mano corra a meterse por el hueco sin poder evitarlo. Las bocas se buscan, y se encuentran... y zas. Todo comienza.








Y en algunos casos, aunque pudiera parecer que ya se había acabado el momento de pasión, en realidad, es un nuevo comienzo.

1 comentario:

  1. Amigo Tato, es una pena lo del blog esto parece cada dia una dictadura. Te queri comentar que tu pajina la puedes pasar a TUMBLR.COM hay de momento no hay cebnsura , ó agregar a los que te seguimos por privado, bueno es una sugerencia. un saludo

    ResponderEliminar

Di algo, hombre. No te cortes.