martes, 6 de enero de 2015

Llegan de Oriente.

No sé si son magos o no.
No sé si son reyes.
Quizás san reyes de su casa. o quizás se convierta en reyes de tu casa.

















Rey me los ha enviado para nuestro disfrute.
Y seguro que Pucho, los ha disfrutado mucho.

2 comentarios:

  1. Me encataría tener a uno de esos reyes cada día en mi camita, que me cuidara por delante y por detrás... Jijijijijijiji...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Me parecen unos chicos increíbles, maravillosos. Yo me los quedaría todos. Lo malo va a ser convencer a Peace, que los vio antes... :-P

    Abrazos

    ResponderEliminar

Di algo, hombre. No te cortes.