jueves, 29 de enero de 2015

Le hemos pillado en el gimnasio.

A Jefrey, digo.
Y poniendo en forma, sobre todo, uno de sus músculos: la polla.

Así es, y así hay que contarlo.





Por cierto, que gran chico este.


2 comentarios:

  1. Pues tienes toda la razón Jimmy. Todos sus músculos están para comerselos.

    ResponderEliminar
  2. Puedes decirle a ese chico que si necesita un sparring para entrenar ese hermoso pene, que no dude en decírmelo... Jajajajaja...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Di algo, hombre. No te cortes.