sábado, 29 de noviembre de 2014

Hombres negros.

Estupendos. Objetos todos ellos de deseo y de sueños eróticos y amorosos. Cuerpos rutilantes, sonrisas luminosas... miembros enhiestos.







1 comentario:

Di algo, hombre. No te cortes.