martes, 12 de agosto de 2014

Vuelven los chicos con chicha.

Ya sé que no voy a triunfar con este post. Los anteriores que he dedicado a los chicos rellenitos, han sido un fracaso. Pero yo insisto. Chicos adorables, y encima que tienen dónde agarrar, dónde pellizcar, morder.









1 comentario:

Di algo, hombre. No te cortes.