miércoles, 30 de julio de 2014

¡Qué felicidad!

Estaba pensando que podía haber titulado el post: Después de correrse.
O: ¡Leche caliente!
O: La leche corre por el cuerpo.

¡Ayyy!
Después de la explosión de goce, la vida parece llena de colores.









Eso sí, no la utilicés, esta leche, digo, como protector solar.
;D

1 comentario:

  1. A me encanta la cara que ponemos en el momento exacto de la máxima felicidad... ;)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Di algo, hombre. No te cortes.