viernes, 11 de julio de 2014

En el campo, hace ya tiempo.

Alrededor del coche, dentro de él, quizás con  miedo a separarse de su medio de huida, por si había encuentros inoportunos.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Di algo, hombre. No te cortes.