lunes, 7 de julio de 2014

Agotado sobre la mesa de billar.

Agotado y satisfecho.
Así quedó este amigo que me ha enviado Rey.








Y tantas ganas tenía que ni se quitó los pantalones... Los calzoncillos, como parece que no suele llevar... jijijijiji.


1 comentario:

  1. La primera vez que veo una mesa de billar roja... ¡Sorpresa! Me he fijado.

    Y ese mozalbete, o mejor dicho mozalbazo, está muy bien equipado en todos los sentidos, lo digo tanto por ese pedazo de pene como por ese cuerpazo, aunque puede que le falle un poco la belleza facial, para mí es una maravilla de hombre.

    Muchas gracias majos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Di algo, hombre. No te cortes.