viernes, 7 de febrero de 2014

Con la boca llena, no se habla.

Se hacen otras cosas.
Y no digo nada más.








2 comentarios:

  1. Odio la gente que intenta hablar con la boca llena, no se les entiende nada... Aunque esos tienen un perdón... Todos los perdones, especialmente cuando soy yo que se la llena... Jajajajajaja...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Vaya un desayuno que me has dado.... comerte una porra con chocolate

    ResponderEliminar

Di algo, hombre. No te cortes.