miércoles, 25 de septiembre de 2013

Repetimos.





Pues sí, esta mano y esta polla ya las he colgado antes. Pero se me han colado y me ha dado pereza borrarlos. Así que, como tenían tanto interés en repetir, pues les doy gusto. Y además, ahora que pienso, sirven para dar gusto a los fetichistas de los ombligos.
Y de los pantalones vaqueros.


1 comentario:

Di algo, hombre. No te cortes.