jueves, 19 de septiembre de 2013

¿Quién se puede resistir?


Llegas de trabaja y te encuentras a tu chico así, cocinando.
Solo tienes una hora para comer pero... ¿Quién quiere comer una ensalada?




Así, mantener la línea es sencillo. Esperemos que para la cena, estos chicos tengan más tiempo...

1 comentario:

  1. No hay mejor alimento que ese que intercambian los protagonistas de este post... Hmmm

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Di algo, hombre. No te cortes.