miércoles, 7 de agosto de 2013

Un trío con hambre.

¿Y que se hace cuando se tiene hambre?
Pues comer, claro.









Lo que no sé es si quedaron saciados...

2 comentarios:

  1. Decía cierto escritor mallorquín que en épocas de fuertes hambrunas las prostitutas se alimentaban del semen de sus clientes puesto que esté tiene un alto valor alimenticio... No sé si es verdad, ma si non é vero é ben trovato.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Di algo, hombre. No te cortes.