viernes, 21 de junio de 2013

Mano en polla ajena.








Sintiendo su palpitar, o haciéndola palpitar, dependiendo de circunstancias y momentos.

1 comentario:

  1. Es algo que me encanta, tanto ser sujeto agente como sujeto paciente... Hmmmmmmmmmmmm...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Di algo, hombre. No te cortes.