lunes, 24 de junio de 2013

Adoremos al falo.









Y prestemos juramento ante su dominio sobre nuestras vidas.
¡Oh! Mi adorado falo.
¡¡Arrodillaros!!

1 comentario:

  1. De rodillas estoy hace tiempo, sobretodo cuando hay un buen falo a mi alcance... Jajajajaja,,,

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Di algo, hombre. No te cortes.