sábado, 13 de abril de 2013

Masturbaciones anales.







El culo es una fuente de placer también. Jugar con él, rodearlo, lamerlo, o meter un dedo y moverlo suavemente. Cada uno eso sí, tiene sus posibilidades, porque todos los juegos no son adecuados para todos los cuerpos. Pero creo que jugar con él, en una medida u otra, siempre podemos, y así, disfrutamos de una forma distinta.
Y así alguno podrá descubrir ese caminito que une los testículos y el ano, el perineo, que también es un lugar digno a tener en cuenta a la hora de buscar el placer.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Di algo, hombre. No te cortes.