domingo, 24 de marzo de 2013

La polla y sus circunstancias.

Pero muy circunstanciadas. Porque sé que si las pongo junto con un bello rostro, o con unos labios carnosos, os vais a mirar los labios, o los pezones, o los pies.
ejem
;)






Otro día os pongo unos pies, que se que os vuelven locos.
:P

1 comentario:

  1. Que no, que cuando veo una buena polla no veo nada más, ni ojos preciosos, ni labios carnosos, ni pies, ni orejas, ni ojeras, ni nada... Dame una buena polla bien erecta y olvídate de todo lo demás... Hihihihihi...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Di algo, hombre. No te cortes.