sábado, 30 de marzo de 2013

Dos que hacen la pelota al profe.


¡Apruébenos, profe! Y tal y cual, que somos muy majetes y cual y tal...


Por favor, por favor, si nos arrodillamos y todo, por favor, por favor...


¡Ah! ¡Ahhhh! ¡Ahhhhhhh! ¡¡¡Síiiiiiiiiii!!! Profe, que síiiiiiiiiiii. Estás como un queso, profesor, sigue sigue... ¿Nos va a aprobar?



Lo que no se cuenta en la historia es si el profesor salió satisfecho y les aprobó.
Tampoco queda muy claro cual era la asignatura.
Eso sí, eran las seis y veinte.

4 comentarios:

  1. Me sabe mal no haber tenido nunca alumnos así de buenos... Jajajajaja...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Josep, perdóname que dude de que eso sea así. Les habrás tenido así de buenos o mejor... seguro.
      ;)

      besos.
      muchos.
      envueltos.

      Eliminar
  2. Pues para mi que ese día el profe llegó tarde a clase, y los alumnos los pobrecitos,se vieron tan solitos, aburridos y con tantas ganas de aprender...que nada, se las tuvieron que arreglar como buenamente pudieron. Seguro que la siguiente foto es la del profe entrando por la puerta. XD

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. que no Pucho... que es que el profe es muy joven...

      ;)

      besos.
      muchos.
      envueltos.

      Eliminar

Di algo, hombre. No te cortes.