martes, 26 de febrero de 2013

Una mirada al tema, y un minuto de reflexión.






Eso parece que tienen estos chicos. Será que son grandes los miembros, será que están salivando de ganas, será que no saben por dónde empezar, o será que echan cuentas de lo que tardarán para llegar a cenar a casa. O a ver el fútbol con los colegas.
O a lo mejor están adorando al Dios Falo, como parece este último.

1 comentario:

  1. Simplemente adoración, disfrutar de la visón de ese oscuro objeto del deseo...

    ¿Oscuro? ¿No sé porqué dije oscuro? ;)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Di algo, hombre. No te cortes.