jueves, 31 de mayo de 2012

UNa buena mañana para correr (1).




Fermín se sentó delante del ordenador. Eran las 7 de la mañana… aunque era sábado. No tenía que trabajar. Pero… no podía dormir. Como casi todos los días.
Llevaba así casi un año.
Un 23 de enero lo vio.
Un 27 de enero, lo conoció.
Gervasio.
Un 30 de enero… estaba enamorado.
Un 3 de febrero… obsesionado.
Un 15 de marzo, desesperado.



Un 24 de octubre… agotado, desesperado, íntimamente humillado…
Mayte le decía que debía buscar… que un clavo saca a otro clavo… pero Fermín argumentaba… que en realidad ningún clavo podía sacar a este clavo, porque siquiera nunca había entrado…
Lorena le comentaba que debía salir, hacer cosas… pero Fermín argumentaba que estaba agotado. Que no dormía.
Jaime le decía… que a lo mejor, debería ir a un psicólogo, o al menos al médico, para que le diera algo para dormir, que pudiera descansar… y le diera fuerzas para buscar otras soluciones, o al menos escuchar las de sus amigos…
- Por cierto Fermín… ¿te estás dando cuenta que vas a perder a todos tus amigos si sigues así? Te vamos a quedar los íntimos… no nos haces ni puto caso, ni quedas, ni tomas una caña, ni siquiera vienes a las bacanales que organizamos cada 15 días “more or less”.
“Y sí, es cierto… Jaime tenía razón”… Pero entonces Fermín argumentaba que, no quería saber nada con matasanos. Que no quería que le empastillaran… y no quería ir a un loquero para que le sacara hasta los calzoncillos por tirarse en un diván. Y seguro que el loquero no era argentino… y en las pelis siempre eran argentinos… y ese acento argentino… ese acento solo le curaría…
Encendió un cigarrillo. Dejó el ordenador encendido, y se fue a la terraza. Hacía buena mañana. Para ser Burgos, 24 de octubre, que hiciera 6 grados centígrados… era como 24 en Sevilla. No hacía sol… pero se estaba bien. Aunque todavía era noche cerrada. Bueno… una ligera línea en el horizonte anunciaba que quizás el día se asomaría en cualquier momento… aunque no… era demasiado pronto… se acordó luego que sería la fábrica esa que estaba tan bien iluminada y que nunca se acordaba de su nombre… daba igual.
Se sentó. Eran cómodas esas sillas que se había comprado en Hipercor ese verano… Una calada al cigarrillo… No podía recordar cual fue el proceso… lo conoció. Le hizo gracia su nombre. Luego se acordó del gimnasta ese… que le ponía también… Gervasio… quizás fue el nombre que le hizo fijarse más en él… luego esa casualidad de conocerse… a los pocos días… Gervasio le daba la mano, pero él le puso la cara para un beso… desconcierto… risas nerviosas… al final se dieron la mano mientras se daban un beso. Pero Gervasio no se sintió cómodo. Fue como un calambre cuando tocó su cara… así reaccionó Gervasio…
El caso es que se fueron encontrando esos días. Un café… venga, juguemos a las cartas… ¿Mañana hacemos footing?  Mira este es mi amigo Julián, encantado… esta es mi amiga Mayte… muak, muak… Joan (era mono Joan)… Jaime mi confidente… encantado… ¿En qué momento todas las ventanas, todas las puertas se cerraron en su mente salvo la de Gervasio?
Un día… risas por aquí… que te voy a buscar al trabajo… que si luego… que si un concierto… no, no, hoy toca palomitas en tu casa, y peli … que te quedas dormido antes del final… jajajajaja… jijijijiji… jajajajajaja… “te quiero… ¿sabes?” jajajaja, se transforma en ¿ein? La peli o el concierto, o las palomitas, o el salchichón en vinagre de Módena se transformó, como por ensalmo… “me duele la cabeza… está empezando mi jaqueca… me voy a casa… ¿nos vemos?”
Otro día… ¿qué tal tu jaqueca? “Fatal… hoy también me duele” ¿Mañana? “He quedado con mi bisabuela para ir a patinar”. ¿Y ese que está contigo? Naaaa, un colega… del barrio… unas cañas y ya.
Otro día, no hay casualidades, y no te encuentras.
Y al otro… el teléfono está apagado.
Y… otro más… no contesta.
Fermín apaga el cigarrillo. Sale de la terraza. Se pone sus Converse, y se cuelga el iPod de la goma del pantalón del chándal. Se pone su gorro de lana, coge las llaves de casa… y se tira a la calle. A correr.
No hay casi nadie. Es sábado. Ni son las 8 todavía.
Un chico está apoyado en un coche.
Le suena.
- ¿Gervasio?
- Hola.
- ¿Qué haces?
- Quería correr un poco, y pensé que a lo mejor te apetecía.
- ¿Cómo sabías que yo…?
- No lo sabía.
- ¿Por qué no me has llamado?
- … no… no… bueno, no me atrevía.
- ¿A que hora has venido?
- Hoy a las 6…
- Joder… ¿hoy?
- Sí.
- ¿Desde cuándo vienes?
- Desde hace mes y medio… “more or less”.
- No te he visto por la mañana cuando salía…
- Me escondía…
- ¿Y hoy?
- Hoy no me he escondido.
Fermín no dejaba de mirarle. Gervasio no dejaba de mirar al suelo. “levanta la mirada, quiero verte los ojos”  “No, me da vergüenza” “¿Por qué”…
- Soy un cobarde…
- ¿Lo eres?
- Es largo… no me apetece hablar… ¿corremos?
- Estás helado… ven, subamos a casa… y…
- Mejor corremos… luego si quieres…



- Corramos…
- Hace buena mañana para correr…
- Un poco fresca para estar parado en la calle…
- Sí…
- Despacio que hace tiempo que no corro…
- Despacio pues…

martes, 29 de mayo de 2012

Retrato en blanco y negro.


Boris Kolesnikov, se llama.
Y posa así de natural.

sábado, 26 de mayo de 2012

¿Manteniendo la forma?




Lo único es que me ha quedado la duda de si Gil está haciendo sencillamente flexiones, o si está practicando los movimientos pelvianos.
¿Qué pensáis?

martes, 22 de mayo de 2012

¿Os han invitado a alguna?




Orgía, digo.
A mí no... tiene que ser... ¿emocionante?

sábado, 19 de mayo de 2012

Rico, rico.






Volvemos a la acción.
Rico, rico.

miércoles, 16 de mayo de 2012

Insinuar, también vale.







El otro día chevy me lanzaba una pullita sobre las fotos tan explícitas que se encontró en el blog. Así que hoy, toca insinuar. Que insinuar a veces... bueno, bueno... lo que pone...

domingo, 13 de mayo de 2012

Está enfadado...





Parece que está enfadado. O que su misión en el mundo es la de partir piernas.
Pero a lo mejor si le dices algo... se le pase en enfado...
Fíjate que por un momento he cerrado los ojos, y al abrirlos y verle, me ha parecido una especie de robot...

jueves, 10 de mayo de 2012

El momento justo.






El momento justo. Hay veces que hacen figuras bonitas e interesantes... puro arte... :P

lunes, 7 de mayo de 2012

Louis me gusta.








Pero no tengo su teléfono.
Una pena. él se lo pierde... ains.

viernes, 4 de mayo de 2012

Tres comparten.


Reunión de amigos, ya sabéis.
Como me dijo uno una vez: es lo más normal que tres gays se reúnan y follen.

miércoles, 2 de mayo de 2012

Brazos cruzados.


No sé si estará enfadado...
Yo no sé por qué, me he imaginado que alguien llega tarde.