martes, 25 de diciembre de 2012

¿Falta alguien?


Y todos con teléfono, máquina de fotos...
Así de primeras podemos decir: pobre chico. Pero a lo mejor todos le tienen alguna guardada, porque a lo mejor es un puta, y se mete con todos, hasta que el entrenador le pilla y decide aleccionarlo. Quizás el entrenador es el primero que se siente engañado, porque se apoyó en él, y su traicionó su confianza.

Alguno incluso parece dispuesto a hacerle algo más en el culo...
De todas forma, no parece que ninguno de los chicos sienta lo que le pasa a su compañero. Fíjate, el del móvil en primer plano, le saca la cara llorosa... quizás es que él mismo lloró un día por algo que le dijo el chico de los azotes.

Esta historia puede dar mucho de si. Quizás algún día la escriba.

1 comentario:

  1. Seguro que esa historia que aun no has escrito va a ser muy interesante, de momento ese culito tan rojo me da mucha penita, pero mucha...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Di algo, hombre. No te cortes.