jueves, 6 de diciembre de 2012

Desnudos en la sombra.





Todo está oscuro. Pero un rayo de sol se cuela por una rendija, y de repente, la belleza de un cuerpo de hombre desnudo se hace patente.
Y todos podemos disfrutarlo.

2 comentarios:

  1. Esa penumbra siempre tan seductora... Y especialmente en blanco y negro.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. sencillamente espectacular. Fotos de estas es las que quiero que me haga Rubén, arte puro (salvando las distancias con el modelo claro jaja)

    ResponderEliminar

Di algo, hombre. No te cortes.