jueves, 20 de septiembre de 2012

Jugando: bondage.





El bondage consiste en atar. Es un juego en el que uno de los participantes es atado. Busca las sensaciones que produce la indefensión, el no poder reaccionar a las iniciativas de la pareja. Recibir sus caricias, sus besos, sus mordiscos, sin poder corresponder.
El bondage a secas no tiene por qué ir unido a otros juegos sados, de BDSM.
¿Os habéis fijado qué chicos tan estupendos os he puesto hoy? Y vosotros sin decir nada, desde luego...

1 comentario:

  1. Me gustan, me gustan mucho los chicos. A ese jueguecito no he jugado nunca y quien sabe, a lo mejor descubro algo inpensado... Jijijijiji...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Di algo, hombre. No te cortes.