miércoles, 5 de septiembre de 2012

Brent y al banco amarillo.






Salió al parque y pensó: voy a sentarme en el banco amarillo.
Pensó Más: voy a desnudarme en el banco amarillo.
Pensó otra vez: yo serio.
Y se puso desnudo a posar en el banco amarillo, sin una poquita de sonrisa.
Yo creo que le dejó el novio justo un rato antes...

2 comentarios:

  1. Su belleza es innegable, ¡quien lo pillara!

    Y si necesita un novio aquí hay un voluntario...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. ¿Quién es este Brent? Me acabo de enamorar.

    ResponderEliminar

Di algo, hombre. No te cortes.