viernes, 22 de junio de 2012

Un animal sexual.


Parece esculpido para provocar intensas reacciones sexuales en quién lo mire.
Uffffffffffffff.
Yo creo que ahora que se está mirando en el espejo, de un momento a otro se va a correr solito. Es que mirarse y a la vez sentirse objeto de esa mirada, le debe dar como un éxtasis incomensurable.
Si tenéis el teléfono, por favor lee llamáis y le pedís que me diga algo al respecto.
Ahora que pienso, seguro que tiene algún punto débil, alguna imperfección.
 

1 comentario:

  1. Puede que tenga alguna imperfección, pero no se la aprecio, claro que no he tocado su piel, ni he oído su voz, ni le he olido el aliento ni el sudor... Ni se de su inteligencia, sus sentimientos, su bondad...

    ¡Uy! Cuantas cosas ignoro. ;)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Di algo, hombre. No te cortes.